Marina

El dueño de MARINA nos la entregó.  Tiene un dedo roto, el cual será operado en cuanto se la castre para evitar tener que ser anestesiada dos veces.

MARINA estaba muy desnutrida, pero por fortuna tenía mucho apetito por lo que se recuperó con rapidez. Por desgracia cogió un resfriado en la perrera que la dejó muy débil, pero gracias a su acogida se está recuperando muy bien.

Pluma

PLUMA fue sacada de una perrera de Málaga. Su dueño la había entregado por “no valer” y allí esperaba a que alguien la adoptara o a que le tocara ser eutanasiada.
Cuando nuestra acogida fue a recogerla, estaba temblando de miedo y de frío. Casi no se tenía de pie.
PLUMA se lleva bien con todos los perros de la acogida, pero sigue siendo una perra desconfiada que necesita una familia con mucha sensibilidad y que experiencia con perros traumatizados.
Cuando ya empieza a confiar, se nota que le gustan las caricias y el contacto humano, pero le cuesta confiar.

Petra

PETRA iba a ser sacrificada por su dueño. Un vecino nuestro decidió adoptarla por tal de salvarle la vida. PETRA estuvo 3 días en la finca de nuestro vecino, pero no se hacía al sitio así que se escapó. Estuvo 3 días apareciendo por la misma zona, pero era imposible cogerla. Por suerte al cuarto día decidió volver a la finca y fue allí donde pudieron arrinconarla y volver a cogerla.
Nuestro vecino se dio cuenta que PETRA no era apta para estar en su finca, así que nos la cedió. Mi relación con PETRA empezó en el momento que la metí en el coche. Se relajó hasta el punto de dormirse.
PETRA se lleva genial con todos nuestros perros y ha cambiado muchísimo. En cuestión de horas se le empezó a ir el miedo y le entró curiosidad. Empezaba a acercarse para olernos.
Después de 2 días con nosotras, empezó a seguirnos por el jardín y a día de hoy, busca caricias y le encanta andar al lado nuestro.
Es juguetona y atlética y le encanta que la acaricien.
Necesita una familia con un perro mediano/grande juguetón y confiado y un jardín. Ha vivido con gatos y los ignora.

Alana

A ALANA fue muy difícil cogerla. Estuvieron poniéndole comida en la calle durante varias semanas. Sabían que iba a comer porque habían pedido a los vecinos que la tuvieran observada.
Ya que fue encontrada a principios de septiembre, estamos seguros que la abandonaron al empezar la temporada de caza y por no correr lo suficientemente rápido.
ALANA estaba aterrorizada y se pasó bastante tiempo en la perrera, porque no teníamos espacio y había casos más urgentes que atender.
ALANA está ahora en acogida en Málaga. Sigue siendo huidiza, pero ha cambiado mucho y ya quiere acercarse para recibir caricias. Es buenísima con todos los perros pero no va bien con gatos.
Le gusta jugar con los demás perros y es muy buena con los cachorros y los perros pequeños.
Necesita una familia que tenga experiencia con perros traumatizados y que tengan un perro confiado. ALANA aprende de los perros confiados que tiene a su alrededor y eso la ayuda mucho a aprender a confiar en las personas. ALANA es una perra atlética que necesita un jardín donde poder ejercitarse.

Suleima

SULEIMA fue encontrada en una fábrica derruida con una pata rota. Se había metido en una chimenea semi- destruida, donde estaba algo cobijada de la lluvia y el frío, pero rodeada de latas.

SULEIMA es una galga joven, de tamaño pequeño, muy dócil, juguetona y sumamente cariñosa. No está traumatizada y se lleva bien con todos los perros. Va bien en la correa y en el coche.

Por suerte su fractura está soldando perfectamente y hace vida normal, aunque cojea cuando ha jugado mucho. Como se puede ver en las radiografías, la evolución de su fractura es muy positiva y es cuestión de tiempo que deje de cojear totalmente.

No le hace caso a los gatos.

Jetzt:

Aria

 

ARIA ist eine kleine, junge Galga die aber sehr gelitten haben muss. Irene hat sie auf der Autobahn gefunden. Es hat ihr viel Mühe gekostet sie einzufangen aber sie war total erschöpft, sehr dünn und ihre Pfoten hatten keine Kraft mehr. Sie ist zusammen gebrochen und konnte nicht weiter. Irene hat dann bei sich Zuhause gesehen, dass sie vin einem Hinterbein hinkte. Sie blieb mit ihr bis wir Platz hatten!

Die Röntgenbilder zeigen, dass der Spezialist muss sie operieren. Es hätte von einem Autounfall sein können!

ARIA hat Glück gehabt, denn sehr viele Hunde überleben das nicht, aber jetzt braucht sie unsere Hilfe um ein gutes Leben haben zu können.

Sie ist sehr liebevoll, verspielt und sehr herzig! Sie ist toll mit anderen Hunden, Katzen und Kinder und ist imme rgut drauf.