Lola

LOLA fue recogida de la calle por el trabajador de la perrera de San Antón en Sevilla. Sabemos que llegó habiendo dejado atrás cachorros o la abandonaron sin haberla destetado adecuadamente.

Sus mamas estaban inflamadas y tenía falta de pelo y cierta desnutrición. En la perrera cogió un resfriado. Sus ojos estaban llenos de miedo y tristeza. Nuestra acogida de Sevilla la recogió de la perrera y desde entonces LOLA se ha convertido en su sombra.

LOLA llegó a Galgo Freedom el 11 de agosto.