Mila

MILA era de un galguero que ya no la quería más, pero no quería abandonarla ni llevarla a la perrera. Su nombre proviene de «Milagros», porque perdió a su madre al nacer y la sacó adelante otra galga. Ya que tenía poca leche no se sabía si MILA sobreviviría.

MILA es algo tímida y sumisa, pero confiamos que con el tiempo y el cariño que recibe ahora pronto será más confiada.